viernes, 31 de octubre de 2008

Flor del Aire




Cuando el amor nace grande
se imprime en el perfil de los cerros,
se posa sobre las cumbres y habla
con vientos y mares,
ordena desencadenar dos destinos,
deja soltar amarras que urdió la tierra.

Cuando el amor nace grande,
- nutrido en la greda-
se cuece cada día bajo un cielo de estrellas,
se engendra, lentamente, en lecho de nalcas,
y se dispone, infinito, a sortear los tiempos.

Cuando nace un gran amor,
despierta una esfinge hembra;
Flor del Aire,
le llama el firmamento.
La espiga única de su nombre,
designio de lo eterno,
se prende al pecho de un varón,
su hombre,
volviéndose río la existencia.

Cuando el amor nace grande
no muere con el alba.


Norma Duch Roveri

6 comentarios:

Javier dijo...

Querida Norma: He visitado tu Blogger. Me ha encantado la vista general que he hecho hoy de él.
Y me he detenido en la lectura de tu perfil: extraordinario y bellísimo, como no podía ser menos.
Ya te conocía "a mi manera", y tu perfil encierra magníficamente todo tu encanto como persona y, después, como poeta.
Más adelante recorreré tus poemas, los leeré despacio y disfrutaré -estoy seguro- con su lectura.
De momento, sólo esto. Y un beso muy fuerte.


javier

Diosaoasis dijo...

Bello lo que escribes. Saluditos. Sigue escribiendo eres como un pez en el agua.

Anteo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Norma Duch Roveri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Norma Duch Roveri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Norma Duch Roveri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.